Morelos rompe récord en México de partidos políticos

23 partidos políticos y 9,117 candidatos se disputarán los recursos del Estado este 6 de junio.

Las elecciones de este año 2021, quedarán marcadas en la historia de Morelos; y no precisamente por la relevancia de los candidatos, sino por todo lo contrario: el poco conocimiento que tienen los ciudadanos sobre ellos, sus propuestas, sus intenciones y su historial político y profesional.

El hecho de que las personas ni siquiera puedan llegar a abarcar y analizar tanta información para tomar una decisión consciente y responsable, se debe al número excesivo de registros que se presentaron este año: nada menos que 23 partidos políticos, de los cuales, 10 son nacionales y 13 locales; y por ende, 9,117 candidatos. Solo en Cuernavaca, hay 19 candidaturas a la Presidencia Municipal. Una verdadera locura.  

Algo que llama mucho la atención, es que Morelos es el tercer Estado más pequeño del país, puesto que ni siquiera las entidades federativas más grandes de México tienen esta cantidad de partidos políticos y candidatos; muchos de ellos exfuncionarios que decidieron abandonar sus partidos e integrarse a otros o crear nuevos. 

Mireya Gali, quien ocupa el puesto de Consejera Presidenta del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, afirma que, supuestamente, estos partidos cumplieron con los requisitos solicitados para integrarse oficialmente como partidos políticos. Algo evidente, es que varios de ellos ni siquiera se cercioraron de elegir correctamente sus nombres, pues hay siglas que se repiten, como es el caso del Partido Encuentro Social y el Partido Encuentro Solidario, ambos PES; lo que nos lleva cuestionar la necesidad de revisar la reglamentación electoral de Morelos. 

Este número excesivo de registros, es algo que definitivamente atenta contra la democracia y contribuye a la baja participación de los ciudadanos en las urnas, no solo por el desconocimiento de los miles de candidatos, sino por el evidente derroche de recursos que ésta cantidad de partidos políticos exige, tanto en campañas, como los que deberán designarse a aquellos que alcancen el 3% de los votos.

Hasta ahora, se han gastado 80 millones de pesos y se necesitan 120 millones más para organizar las próximas elecciones. Pero no hay de qué preocuparse, pues el Congreso de Morelos ya declaró que cuenta con un presupuesto de 400 millones de pesos, el cuarto más elevado del país, si se promedia por legislador; y lo peor, sin transparencia ni rendición de cuentas. Así que, de que alcanza, alcanza.  

Para lo que no alcanza, es para apoyar a los emprendedores, asalariados, madres solteras, personas de la tercera edad, a quienes perdieron su empleo, abandonaron la escuela por falta de recursos o a quienes tuvieron que cerrar su negocio; todas esas personas que en medio de una crisis económica y sanitaria, apenas se mantienen a flote.

Los morelenses han perdido la credibilidad en los partidos, mientras los candidatos y sus allegados, se llenan los bolsillos con los recursos del pueblo.

Los excesos del IMIPE

¡Ya basta!

Ya basta de tantos abusos, excesos y corrupción en el IMIPE. La Comisionada Dora Ivonne Rosales Sotelo, ha reintegrado al ex comisionado Víctor Díaz Vázquez con un sueldo mensual de 30 mil pesos para ofrecer servicios de Auxiliar Administrativo. Nunca antes un empleado o asesor había tenido un sueldo así de exuberante.

A continuación te presentamos el contrato:

  • El IMIPE ha estado manchado durante mucho tiempo por:

1. Uso indebido en sus gastos de representación.

2. Aviadores.

3. Un gran retraso en resolver recursos de revisión (por cumplir 4 años).

4. Nepotismo.

5. Corrupción por el probable desvío de 2.7 millones denunciado en 2015, carpeta de investigación SC01/5237/2015. La Comisionada Dora podría responder quién era Comisionado presidente en el periodo de este presunto desvío.

6. Parálisis del ejercicio de Gobierno Abierto.

 

No puede haber transparencia, no puede haber combate a la corrupción cuando las instituciones que participan en su combate están dañadas por la misma corrupción.

Por ello, es muy importante para los legisladores, contar en el IMIPE por una persona a modo, porque controlarán la opacidad, la impunidad de un instituto que no les exige transparencia.

La próxima designación de Comisionados en el Congreso, podría ser un golpe fatal para la transparencia y los ciudadanos.

Los morelenses no merecen que continúen estos abusos que que deterioran las instituciones, así no podremos salir adelante.

 

Te recordamos que parte de estos abusos quedaron documentados: Los excesos del IMIPE.

1. Primera parte

2. Segunda parte

3. Tercera parte

4. Cuarta parte

Se despachan con cuchara grande en el Instituto Electoral.

 

En marzo de 2019, cinco consejeros del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC), se auto aprobaron otorgarse un pago de aproximadamente 500 mil pesos, para que al momento de concluir el cargo por el que fueron electos -o bien renunciar al mismo-, sean beneficiados con este dinero.

 

Para ello, modificaron su reglamento interno con la intención de sacar provecho; desde entonces han permanecido tramitando y gestionando los recursos necesarios para este beneficio, descuidando otras áreas en las que se podrían usar estos recursos.

 

La modificación consiste en:

1. Otorgar un mes de sueldo por cada año por el que fueran elegidos, concluyan o no su periodo, como la Consejera Ixel Mendoza, hoy Magistrada del Tribunal Electoral.

2. Para el resto de los empleados: 15 días de sueldo por cada año trabajado, solo si tienen más de 10 años trabajando en el IMPEPAC y con un tope de 15 años para el cálculo de su pago.

 

El sueldo mensual de los Consejeros es:

  • Bruto: $97,000
  • Neto: $70,000

 

Este año concluye el cargo de:

  • Ixel Mendoza (renunció para ser Magistrada TEE), quien ya podría cobrar esta cantidad después de su renuncia.
  • Xitlali Gómez.
  • Ublester Damián.

 

El gasto del IMPEPAC sería de 1.5 millones de pesos.

 

Los consejeros que están en contra de la decisión son:

  • Ana Isabel León.
  • Ublester Damián.

 

Ellos se resisten a que el IMPEPAC gaste estos recursos, por lo que los consejeros próximos a concluir su cargo han iniciado una etapa legal para buscar sus beneficios a costa de los recursos de los ciudadanos. Sería oportuno revertir esta decisión o realizar una Consulta Ciudadana que tanto le hace falta al IMPEPAC y a su Comisión de Participación Ciudadana.

 

¿Tú qué opinas?

Las solicitudes de acceso a la información van en aumento en Morelos.

Cada vez son más las personas interesadas en la rendición de cuentas de las Instituciones Públicas. Una de las maneras más efectivas para medir esto es a través de las solicitudes de acceso a la información que se generan a diario.

 

A través de la Plataforma de Transparencia, los ciudadanos pueden ejercer su derecho de acceder a la información que posean las  instituciones públicas del estado (178 sujetos obligados). Con cada petición se genera una solicitud de acceso a la información, estas solicitudes han aumentado de manera significativa en los últimos años. 

 

El año que más solicitudes ha generado fue el 2019, obteniendo un total de 11,963.

 

 

Si deseas conocer las 10 instituciones más solicitadas y la cantidad de solicitudes generadas, ingresa aquí. 

 

De estas solicitudes, el rubro que obtuvo mayor interés por parte de la ciudadanía morelense, fue el del Congreso, seguido de la Fiscalía General, luego de Cuernavaca y casi a la par, se encuentra el Tribunal Superior de Justicia.

 


 

El acceso a la información de las Instituciones Públicas es un derecho que tienen todos los ciudadanos, esta es una de las alternativas más eficaces para poder analizar los datos oficiales y poder crear juicios objetivos con bases certeras.

 

Preguntar es el primer paso para estar informados y de esta manera demandar a las instituciones y autoridades correspondientes la respectiva rendición de cuentas. Este 2020, busquemos, preguntemos, analicemos, aumentemos el número de solicitudes y exijamos el Estado justo y legítimo que merecemos.